La Huesped - Stephenie Meyer | En Tu Libro Gratis podrás descargar los mejores libros en formato PDF y EPUB y audiolibros gratis en español online y en descargar directa

La Huesped



Un enemigo oculto ha invadido nuestro mundo. Los humanos se han convertido en huéspedes para estos invasores, sus mentes son sustituidas pero sus cuerpos permanecen intactos y continúan sus vidas sin cambio aparente alguno. La humanidad ha sucumbido casi por entero…
Cuando Melanie, uno de los pocos humanos "salvajes" que quedan, se ve capturada, está segura de que se enfrenta a su fin. A Wanderer, el "alma" intrusa asignada al cuerpo de Melanie, le advirtieron sobre los cambios que implicaba vivir dentro de un humano: las emociones irrefrenables, la abundancia de las sensaciones, los recuerdos demasiado vívidos. Pero había una dificultad que Wanderer no esperaba: la anterior inquilina de su cuerpo se niega a renunciar a la posesión de su mente.
Wanderer se dedica a explorar los pensamientos de Melanie, esperando descubrir el paradero de ese remanente de resistencia humana. Por su parte, Melanie llena la mente de Wanderer con visiones del hombre que Melanie ama —Jared, un humano que sigue viviendo oculto—. Incapaz de separarse a sí misma de los deseos de su cuerpo, Wanderer comienza a anhelar al hombre que le han encomendado desenmascarar. Cuando fuerzas externas obligan a Wanderer y Melanie a hacerse aliadas, ambas emprenden una peligrosa e incierta búsqueda del hombre que aman.



MÁS SOBRE EL AUTOR


Stephenie Meyer

Stephenie Meyer

Nací en Connecticut en 1973, durante un breve incidente en la existencia norteamericana de mi familia, que de otro modo sería occidental. Ya estábamos establecidos en Phoenix cuando tenía cuatro años, y me considero un nativo. La ortografía inusual de mi nombre fue un regalo de mi padre, Stephen (+ ie = me). Aunque he escrito mal mi nombre en casi todo lo largo de mi vida, debo admitir que ahora me facilita la búsqueda de Google. Llené el lugar de "Jan Brady" en mi familia, la segunda de tres niñas; sin embargo, a diferencia de los Bradys, ninguno de mis tres hermanos son pasos, y todos ellos son más jóvenes que todas las chicas. Fui a la escuela secundaria en Scottsdale, Arizona, el tipo de lugar en el que cada otoño unas chicas volvían a la escuela con narices nuevas y había Porsches en el estacionamiento de estudiantes. (Para que conste, tengo mi nariz original y nunca tuve un auto h


VIDEO